La decoración del salón comedor

0
213

La decoración del salón comedor, es sin duda, un tema importante en nuestros hogares, ya que suele ser en la estancia de la casa donde pasamos más tiempo.

Cuando decidimos escoger la decoración del salón comedor podemos optar por diversas opciones. Esta decisión es totalmente personal y se puede combinar con otros elementos, como el color de las paredes, en este breve artículo presentamos algunas de ellas.

Sin duda un clásico que ha vuelto, los contrastes de color en blanco y negro aportan un espacio vanguardista. Destacando con el negro elementos principales como el sofá, se consigue focalizar la visión dándole a lo demás un tono blanco y sencillo.

Añadirle ese negro a las mesas tanto de café como de comedor le dará todavía más fuerza a esta decoración. El blanco le podemos dejar para hacer un contraste con las paredes e incluso las sillas. Obtendremos una decoración clásica pero junto con las nuevas colecciones y modernas le daremos a nuestro salón comedor un toque moderno y destacado.

Si nos gusta traernos el campo a la ciudad nos podemos decantar por el estilo rústico. Basándonos en la madera podemos conseguir un espacio único donde las sillas y los muebles sean los protagonistas.

Todo ello acompañado de unas lámparas de araña principales y otras de pie junto al sofá, esos sí, en hierro fundido, le darán ese punto tan particular.

Escoger un mobiliario muy sencillo y blanco, puede quedar perfecto si lo acompañamos de uno o varios colores en las paredes. Puede ser el azul para los clásicos o el rojo para los más atrevidos. O tonos pastel para que no haya un deslumbrante destello al entrar en el salón.
Si pintamos las paredes donde dé más la luz e incluimos un pequeño detalle del mismo color en la decoración, como puede ser un centro de mesa, le daremos una gran intensidad a nuestro salón comedor, consiguiendo una sensación de profundidad, ideal en muchas ocasiones para lugares pequeños.

Elegir pocos elementos está muy de moda, es considerado como diseño moderno, si lo unimos a tonos neutros y unos pequeños detalles personales tendremos un diseño con una línea moderna y vanguardista. El espacio ha de ser acorde a este diseño, lo ideal es un espacio con una forma geométrica definida y amplio. No cargarle de decoración, dejar espacios en los que predomine la naturalidad y la sencillez.

Cada vez nos gusta más el tipo de diseño con un concepto más abierto donde las estancias se fusionan unas con otras. Para acercarnos a este estilo debemos de contar con una planta abierta.
Las divisiones las conforman elementos como estanterías sin fondo o los paneles japoneses. Gracias a sus infinitos diseños le damos al espacio un acabado único. Uniendo las estancias con muebles comunes, que puedan ser usados en ambas partes y que nos ayuden a fusionar todos los espacios que queremos unir.

Por supuesto no podemos olvidarnos de lo clásico, este tipo de decoración, donde ambos espacios se separan a través del mobiliario. Puede ser desde un sofá hasta algo mucho más evidente, como un biombo o una corredera. Sin olvidarnos de los muebles robustos, con las betas de la madera marcada, tiradores y mecanismos de toda la vida.
La madera es uno de los elementos centrales sobre los que se construye el espacio que se potencia a través de un color muy medido y acorde.

Todos estos estilos de decoración son posibles recurriendo a los muebles modulares que nos permiten crear espacios únicos a través de sus diseños. La posibilidad de introducir nuevos elementos a lo largo del tiempo les aporta un gran sentido, ya que permite mejorar la decoración o el cambio de estilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here